Comunicado por el fallecimiento de Monseñor Miguel Irizar C.P.

La Hermandad de Nuestra Señora de Arantzazu y Arantzazu Euzko Etxea de Lima hemos recibido con enorme tristeza la noticia del fallecimiento de Monseñor Miguel Irizar el pasionista vasco que dedicó 50 años de su vida a los más necesitados en Perú. De esos 50 años, 17 los pasó en la selva amazónica peruana.

Monseñor Irizar era miembro de pleno derecho de la Hermandad de Nuestra Señora de Arantzazu de Lima, en cuyos actos de celebración del Cuatricentenario tuvo un rol fundamental.

Monseñor Miguel Irizar, que nació Ormaiztegi en 1934, se ordenó sacerdote en 1957, en el santuario de la Virgen de Arantzazu. Llegó a Perú en 1960 y allí inició su labor pastoral en la parroquia Virgen del Pilar. El papa Pablo VI le nombró Obispo Misionero del Vicariato de Yurimaguas (provincia del Alto Amazonas) y fue consagrado obispo el 25 de julio de 1972. Juan Pablo II le nombró obispo Coadjutor del Callao (Perú) en 1989 y obispo diocesano, en octubre de 1995. Donde permaneció hasta su jubilación a los 75 años.

Monseñor Miguel Irizar, como miembro de la comunidad pasionista, y como vasco, ha participado en una de las grandes obras de este pueblo: las misiones pasionistas en el Alto Amazonas. Una misión que se inicio en 1912 cuando los primeros misioneros pasionistas partieron desde su casa matriz de Bilbao camino de la selva amazónica peruana.

Con su fallecimiento este sábado 18 de agosto deja un vacío difícil de llenar, y nos deja también una huella indeleble creada por su trabajo y su compromiso misionero, que es continuado por sus hermanos de orden.

Goian Bego

Entrevista a Monseñor Irizar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: