Una euzko etxea «aguirrista»

DE NUESTRA DECLARACIÓN FUNDACIONAL

El tercero de los próceres de la Patria Vasca es José Antonio de Aguirre y Lecube. El vasco que fue elegido primer Lehendakari en uno de los peores momentos de la historia de esa nación, con las tropas de los insurrectos franquistas a 40 km de Gernika; con más de medio país ocupado por los facciosos y con el resto defendido por un ejercito de obreros, estudiantes, campesinos y comerciantes; con las democracias occidentales dando la espalda, con la jerarquía eclesiástica apoyando a los insurrectos… Con todo eso y muchos más factores en contra, Aguirre asumió la responsabilidad de liderar el primer Gobierno Vasco. Y lo hizo hasta el final.

En su juramento está recogido su compromiso de defensa de servicio al Pueblo Vasco.

Jainkoaren aurrean apalik,
Eusko Lur gainean zutunik,
asaben gomutaz,
Gernikako Zuhaizpean,
herri ordezkarion aintzinean
nere agindua ondo betetxea zin dagit.
Ante Dios humillado,
en pie sobre la Tierra Vasca,
en recuerdo de los antepasados,
bajo el Árbol de Gernika,
ante los representantes del pueblo
juro desempeñar fielmente mi cargo

Lo mismo que en sus acciones como persona, como empresario y como político, está recogido su compromiso con la Doctrina Social de la Iglesia y con la Justicia Social.

Porque su compromiso con la liberación de la Patria, está íntimamente unido a la defensa de la dignidad de las personas. No puede existir una Patria Libre sin Justicia social.

Su dignidad, su capacidad política, y su compromiso con la Democracia, la Libertad y la Justicia, le convirtieron en un líder que tuvo una importante influencia, a pesar de ser presidente de un gobierno en el exilio, en la creación de la idea de Europa tras la Segunda Guerra Mundial.

Su visita a Lima en 1942, dentro de su primera gira americana, en plena guerra mundial y cuando parecía que el fascismo tenía las de ganar, tuvo un impacto extraordinario en la comunidad vasca de Perú.

Fue un revulsivo y presentó a los vascos de esta república americana la imagen del Nacionalismo Vasco del siglo XX, el que marcaría el devenir de la Nación y le llevaría a convertirse en el eje y el constructor de la sociedad vasca moderna que hoy conocemos.

El intenso compromiso con la Patria Vasca sobre el que se basaba el sentimiento vasco en Perú, tan engarzado en el carlismo de Zumalakarregi, se despertó con el mensaje y la idea de Nación que trajo el Lehendakari Aguirre. Apenas 50 años después de que Arana nos enseñara el camino, Aguirre y los nacionalistas vascos de su generación, habían conseguido crear una ideología que defendía a la Patria y a la Persona. Una idea basada en la defensa de la Nación, pero también en la defensa de la Libertad, la Democracia, y  la Justicia Social.

Aguirre explicó, a todo el que quiso oír, cuáles debían ser los compromisos de los vascos en el mundo:

  • En su país, ser de entre todos los ciudadanos, los mejores.
  • Ser los más dignos representantes del Pueblo Vasco
  • Colaborar en la defensa de la Causa del Pueblo Vasco
  • Defender la Libertad, la Democracia y la Justicia Social en el mundo

Éste es el mensaje que Aguirre dejo en Perú, y éste es el compromiso que muchos vascos de este país adquirimos desde aquel momento. Unos compromisos que renovamos en la hora en que creamos este Centro Vasco, y que definimos como ejes fundamentales de nuestra organización. El día que ésta renuncie a uno de ellos, no tendrá razón de ser.


ENTREVISTA AL LEHENDAKARI AGUIRRE EN BUENOS AIRES 1955

Entrevista al Lehendakari Aguirre en 1955 en Radio Splendid de Buenos Aires con motivo de su visita a la capital de Argentina durante la gira por América que realizó en aquel año. Esta grabación histórica fue conservada por la Euzko Etxea de Santiago de Chile y fue parte de los documentos que entregaron a la Arantzazu Euzko Etxea Lima y a la Hermandad de Nuestra Señora de Aranzazu de Lima, con motivo de los actos de conmemoración de la visita del Lehendakari Aguirre a Lima durante su primera gira por América en 1942 . Junto con esa grabación la Euzko Etxea de Santiago de Chile entregó otra entrevista al Lehendakari grabada unos años después en Chile, y cedió un retoño del Árbol de Gernika. Que fue plantado en la capital peruana en el acto final de este 75 aniversario, que se celebró el día 30 de agosto de 2017. Una colaboración entre dos ciudades «muy vascas» donde se fundaron dos hermandades, bajo la advocación de Nuestra Señora de Aranzazu, destinadas a atender y ayudar a los «miembros de la «nación vascongada». Una colaboración en el siglo XXI que recuperaba la que existió entre los vascos de ambas ciudades entre los siglos XVII y XIX gracias a estas instituciones. Todo ello gracias a la entrega y colaboración del vasco-chileno Pedro Oyanguren, También participó dentro de las actividades académicas de estos actos conmemorativos, el profesor Oscar Alvarez-Gila, profesor de la UPV/EHU y miembro del grupo de investigación «País Vasco, Europa y América: Vínculos y Relaciones Atlánticas» de esta Universidad vasca. Una densa red de encuentros, contactos y colaboraciones que también se extendió a los actos conmemorativos de la fundación de la Hermandad de Nuestra Señora de Aranzazu de Lima. Tejidos, en buena medida, gracias a la intervención y apoyo de Josu Legarreta. una de las personas que mejor conoce a la comunidad vasca en el mundo.


MENSAJE LEHENDAKARI AGUIRRE A LOS VASCOS DE CHILE (1957)

Mensaje enviado por el Lehendakari Aguirre a la Euzko Etxea de Santiago de Chile con motivo del inicio de la construcción de su nueva sede.



A %d blogueros les gusta esto: